ULTIMAS NOTICIAS

Por Ramón Peralta

La manipulación de los políticos a través de los medios es tan grande que nos ponen a creer en lo que ellos quieren y no en lo que nosotros queremos. Nos convencen de que todos somos “iguales” ante la ley y que todos tenemos los mismos derechos. Que eso de que hay discriminación y odios por el color de la piel, no es mas que una falsa propaganda para envenenar las mentes de nuestros niños y que tal cosa, nunca ha existido en este país y que es una mentira. Sin embargo, los padres de la patria fueron esclavistas, es decir, poseían esclavos, los que como tales aunque eran seres humanos, nacidos y criados en estas tierras, pero no tenían y nunca tuvieron derechos. Los que nacieron de ellos, es decir, de los esclavos, tampoco merecieron reconocerse como personas, ya no porque eran esclavos, sino porque eran de piel oscura y la ley aun hoy todavía no los reconoce como merecedores de plenos derechos. Por esa razón son pateados como perros y gatos por los policías. La justicia también los ve de diferentes maneras y por cualquier pequeña falta o error los mandan a las ergástulas donde en vez de enseñarles los buenos principios salen peores que cuando entran. No por otra razón, dos de cada tres vuelven a las cárceles antes de dos años porque quedan marcados con la mancha del delito e incapaces de ser merecedores de una oportunidad de conseguir un trabajo. Por ello, la pobreza con todas sus consecuencias se convierte en su destino.

El pan de la educación se lo comen otros, ya que, la segregación convierte a sus escuelas en los peores centros, debido a sus escasos recursos. Así, un buen maestro sin los recursos necesarios se convierte en un mediocre y los niños siguen el mismo curso. Solo algunos con tropiezos llegan a completar la educación básica para quedarse ahí porque la educación superior se hace casi inasequible por el costo económico que conlleva. El endeudamiento a veces es tan grande, que para muchos es mejor optar por un oficio de factoría que embarcarse en una deuda impagable.

Aquellos que logran vencer los obstáculos y poner en sus manos un diploma,  todavía no son exentos de ser víctimas de la mirada racista de un empleador. El diploma aunque es blanco se ve del color de la piel de quien lo porta. Lo mismo pasa con las mujeres a las que con la misma preparación de su contraparte masculino, se les paga por debajo de estos.

Hasta la pandemia ha puesto de manifiesto la desigualdad. Las muertes y los infectados en proporción a la población han sido mas altos entre aquellos sectores marcados por la desigualdad. Los negros y los latinos han sufrido proporcionalmente el mayor número de muertes por efecto de la pandemia, debido a que son los sectores que carecen de los servicios de salud adecuados por no poderlos costear.

De manera que está bien claro el hecho de la desigualdad en esta nación y que no es un problema producto de la percepción caprichosa de las personas que la sufren, como proclaman hoy políticos desaforados, que quieren ocultar la realidad histórica del país con el fin de mantener el mito de la igualdad. Entre estos por desgracia hay representantes del Congreso, como el Senador Marcos Rubio, que recientemente declaró, que el racismo era una invención por parte de la “izquierda” para crear escándalos. Si estos son los representantes, qué le dejamos a los demás.

 

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: SEIU

 

Entrevista con integrantes del Servicio Internacional de Uniones (SEIU), quienes están luchando por la aprobación de la legalización de todos los trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

FOTO NOTICIAS