ULTIMAS NOTICIAS

Nuestros descendientes los primates

 

En los años 70 estaba prohibido en Estados Unidos y en casi todos los países desarrollados del mundo, una variante de las artes marciales asiática llamada Muay Thai, o boxeo tailandés.

Esta es una disciplina extremadamente violenta que se practicaba clandestinamente en el bajo mundo con apuestas y que terminaba en muchas ocasiones con la muerte de algunos de los contendores.

El Boxeo, ese “deporte” multimillonario que atrae a millones de personas en el mundo, es de por si un acto abominable de violencia. Es difícil entender, cómo ver a dos personas haciéndose daño el uno al otro puede ser un entretenimiento o una diversión.

Pero con la nueva versión Muay Thai, ahora conocida y completamente legal en Estados Unidos con el nombre de Kikcboxing, el boxeo original parece un juego de canicas.

Esto demuestra que la violencia se ha convertido en una gracia y que la falta de sensibilidad hacia el dolor de los demás es un augurio espantoso.

Las matanzas masivas en escuelas y hasta templos religiosos con armas de guerra, no conmueven lo suficientemente a los legisladores para establecer regulaciones que limiten la obtención de éstas por parte de civiles.  Para ellos, el dinero necesario para costear sus campañas electorales y mantener un lujoso cargo público, es mas importante que las vidas inocentes que se pierden en las masares.

El oficio de la información ya no es asunto de los que fueron a las universidades a aprender esa carrera y la ética de la misma, sino de lo cualquiera puede publicar en plataformas sociales de Internet, independientemente de las consecuencias que una mentira o una agitación malsana puedan acarrear.  Mozalbetes convertidos en multibillonarios por el azar del boom de la tecnología disponen ahora del poder de controlar la vida de los demás en su beneficio.

El llamado respecto a la voluntad personal se ha sobrepuesto al bienestar colectivo de tal manera, que algunos son tan ricos que se van al espacio a buscar donde gastar lo que no pueden gastar en la tierra mientras miles de niños están muriendo de hambre, temblando bajo el frío de un puente, u ocultándose entre bosques y piedras para salvarse de las bombas que los imperios lanzan desde el aire para afianzar su poderío.

Las naciones ricas imponen sanciones contra las pobres para obtener ganancias; asesinan a los que luchan por la justicia y se declaran a si mismas estandartes de la libertad.  Arman guerras en los países del llamado tercer mundo con lo que aumentan las riquezas de los empresarios de abastecimientos militares.

Cada vez los libros pierden mas lectores y los medios sociales los ganan; la ciencia se hace menos creíble y los curanderos y comerciantes de la salud mas importantes.

En el arte popular, la vulgaridad se impuso a la poesía, el ruido a las notas musicales y el control de lo que se puede transmitir y afectar a los niños y adolescentes se dejó al libre albedrío.

Cada generación está dando a luz otra mas violenta y atrasada, mas ignorante e indolente.  Asistimos sin remedio al regreso animal del que vinimos y terminaremos siendo los abuelos de los primates de los siguientes milenios.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Esta Semana con El Vocero Hispano: Edición 1260

 

Andrés Abreu y Edith Reyes comentan sobre las noticias del 12 de noviembre en la edición 1260 de El Vocero Hispano.

FOTO NOTICIAS