ULTIMAS NOTICIAS

Washington, 8 ago (Prensa Latina) La introducción de rifles AR-15 es una de las medidas que supuestamente reforzará la seguridad de las escuelas en el condado de Madison, Carolina del Norte, según divulgó hoy el alguacil de esa localidad, Buddy Harwood.

Cada una de los seis centros docentes del distrito, incluidas tres primarias, tendrá un AR-15 manejadas por oficiales que recibieron capacitación, dijo el funcionario al periódico The Asheville Citizen-Times.

Junto con el rifle, añadió, también se colocará una caja fuerte donde se guardarán los cargadores adicionales con municiones.

“Quiero que los padres del condado de Madison sepan que tomaremos todas las medidas necesarias para garantizar que nuestros hijos estén seguros en este sistema escolar», dijo.

La disposición fue tomada pese a las alertas de organismos especializados acerca de los peligros que entraña.

El Centro Legal Giffords para Prevenir la Violencia Armada, por ejemplo, encontró casi 100 incidentes denunciados públicamente de armas mal manejadas en las escuelas en los últimos cinco años, incluido al menos uno donde un estudiante agarró el revólver de un oficial mientras este intentaba someterlo.

Hasta la fecha, el Congreso de Estados Unidos se niega a limitar el acceso a los armamentos en un país donde diariamente más de un centenar de personas es víctima de disparos, pero la poderosa Asociación Nacional del Rifle presiona a los legisladores para rechazar cualquier cambio. Mientras se mantiene el desacuerdo en el legislativo sobre ese proyecto, es la población, en especial las minorías negra y latina, las que ponen las cuotas de muertos y afectados por el flagelo, evidencian encuestas y estadísticas oficiales.

El hombre armado que mató a 19 niños y dos maestras en una escuela primaria de Uvalde, Texas, dejó tantos indicios de que era violento y de que estaba obsesionado con la notoriedad que sus antiguos compañeros empezaron a llamarle el “pistolero escolar”.

Una vez fue objeto de acoso cuando era estudiante de cuarto grado en una de las mismas aulas donde ocurrió la masacre. Sus compañeros se burlaron de él por su tartamudeo, cabello corto y por usar la misma ropa casi todos los días, dijeron familiares a los investigadores.

En la planificación de la matanza del 24 de mayo, recopiló artículos sobre el tiroteo en un supermercado de Buffalo, Nueva York, y participó en un videojuego con un joven estudiante mientras le preguntaba sobre el horario escolar.

Un informe de investigación estatal que destacó la fallida respuesta de las fuerzas del orden al tiroteo en la escuela primaria Robb también incluyó los detalles más extensos hasta la fecha sobre los indicios de alerta no vistos y las posibles motivaciones que llevaron a que Salvador Ramos, de 18 años, abriera fuego ese día.

A pesar de muchas señales de advertencia, se las arregló para acumular legalmente más de 5.000 dólares en armas, municiones y equipo en las semanas previas a los asesinatos.

Apenas unos días antes del ataque, Ramos habló en las redes sociales de sus planes de hacer algo que “lo pondría en todas las noticias”. Escribió sobre su deseo de suicidarse, compartió videos en línea de decapitaciones y sexo violento, y envió imágenes de sí mismo conduciendo con “alguien que conoció en internet” sosteniendo una bolsa de plástico que contenía un gato muerto y apuntando a la gente con pistolas de balines desde la ventana de un auto.

“El atacante se centró en lograr notoriedad”, según el informe provisional publicado el domingo por un panel de investigación de la Cámara de Representantes de Texas. “Creía que sus canales en TikTok y YouTube tendrían éxito. La pequeña cantidad de visitas que recibió lo llevó a decirles a aquellos con quienes interactuaba que él era ‘famoso’ y que ellos, en comparación, eran meramente ‘aleatorios’”.

El informe de 77 páginas, que se basó en entrevistas con familiares, testimonios y datos del teléfono de Ramos, presenta un largo rastro de indicios inquietantes antes de la masacre, pero señaló que solo unos cuantos “particulares” se enteraron de las pistas y que no las reportaron a las autoridades. El informe también mostró que Ramos no tenía opiniones políticas o ideológicas conocidas que hubieran hecho que sus advertencias fueran más conocidas.

Washington, 28 jun (Prensa Latina) El expresidente estadounidense Donald Trump conocía que los seguidores suyos que participaron en un mitin previo al ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021 estaban armados, reveló un nuevo testimonio. 

“Escuché al presidente decir algo como: ‘No me importa que tengan armas. No están aquí para hacerme daño. Quiten los detectores”, afirmó Cassidy Hutchinson, asistente entonces del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.

Durante una audiencia en vivo ante el comité selecto de la Cámara de Representantes que investiga lo ocurrido en aquella jornada, la exfuncionaria dijo haber escuchado cuando Trump pidió “dejen entrar a mi gente. Pueden marchar al Capitolio desde aquí”.

Añadió en su testimonio que cuando ella le advirtió a su jefe directo, Meadows, sobre la violencia en el Capitolio “casi no reaccionó. Recuerdo que dijo ‘está bien’. Algo así como ‘¿cuánto tiempo le queda al presidente en su discurso?’”

Hutchinson rindió testimonio en varias ocasiones ante el panel del Congreso, en los cuales aseguró que los republicanos de la Cámara que trataron de anular las elecciones de 2020 buscaban indultos presidenciales.

También expresó que el propio Trump le indicó a Meadows que apoyaba a los alborotadores del Capitolio a lo que animó para “colgar a Mike Pence” durante la insurrección.

El testimonio de la exasistente de Meadows se convirtió en uno de los más reveladores acerca de lo que ocurría en la Casa Blanca en el entorno de Trump.

Hutchinson habló sobre reacciones violentas del gobernante con miembros del Servicio Secreto y con el fiscal general en ese momento, William Barr.

La víspera el comité anunció una audiencia sorpresa para este martes con el propósito de “presentar pruebas obtenidas recientemente” y “recibir testimonios de testigos”. El grupo tenía previsto un descanso hasta julio.

El 6 de enero de 2021, los seguidores de Trump, alentados por las teorías del fraude y «La Gran Mentira», asaltaron el Capitolio de Estados Unidos para impedir la certificación del triunfo de Biden.

La violencia desatada dejó cinco muertos y más de 140 policías heridos.

HIGHLAND PARK, Illinois, EE.UU. (AP) — El hombre que abrió fuego contra un desfile del Día de la Independencia cerca de Chicago, matando a por lo menos siete personas, había comprado legalmente dos rifles de alto poder y otras tres armas, a pesar de que las autoridades tuvieron que acudir a su residencia en dos ocasiones en 2019 por amenazas suicidas y de ataques violentos, informó el martes la policía.

El fiscal estatal para el condado de Lake, Eric Rinehart, dijo que, en caso de ser declarado culpable de los siete cargos de asesinato agravado que se le imputaron, el sospechoso recibiría una condena obligatoria de cadena perpetua sin posibilidad de libertad bajo palabra. Prometió que trataría de imputar decenas de cargos adicionales.

Un portavoz de la Fuerza Especial contra Delitos Mayores del condado de Lake dijo en conferencia de prensa que el presunto atacante, quien fue arrestado el lunes por la noche, usó un rifle de alto poder “similar a un AR-15” para disparar más de 70 balas desde lo alto de un edificio comercial contra una multitud reunida para ver el desfile en Highland Park, una lujosa comunidad de unas 30.000 personas a orillas del lago Michigan.

La policía dijo que se solicitó su presencia en la casa del sospechoso en septiembre de 2019 después de que un familiar llamó para decir que estaba amenazando con “matar a todos” los presentes. El portavoz de la Fuerza Especial, Christopher Covelli, dijo que la policía confiscó 16 cuchillos, una daga y una espada, pero aseguró que no había indicios de que en ese momento tuviera armas de fuego.

El sospechoso, identificado por las autoridades como Robert E. Crimo III, compró legalmente el rifle utilizado en el ataque en Illinois en el último año, dijo Covelli. En total, dijo la policía, compró cinco armas de fuego, que fueron recuperadas por los agentes en la casa de su padre.

La policía del estado de Illinois, que emite las licencias de los propietarios de armas, dijo que Crimo solicitó una licencia en diciembre de 2019, cuando tenía 19 años. Su padre patrocinó su solicitud.

En ese momento “no había base suficiente para establecer un peligro claro y presente” y negar la solicitud, dijo la policía estatal en un comunicado.

Por otra parte, las autoridades reportaron la muerte de una séptima víctima. Más de 30 personas resultaron heridas durante el ataque, el cual, según Covelli, fue planeado por el sospechoso durante varias semanas.

Los investigadores que interrogaron al sospechoso y revisaron sus publicaciones en redes sociales no han determinado la razón del ataque ni encontraron ningún indicio de que estuviera motivado por odio racial, religioso o de otro tipo, agregó Covelli.

Durante la jornada, agentes del FBI revisaron basureros y bajo sábanas de pícnic con el fin de hallar más evidencia en el sitio del ataque. Al principio, la gente confundió los disparos con fuegos artificiales antes de que cientos de asistentes huyeran aterrorizados.

Un día después, dentro del amplio perímetro establecido por la policía, quedaban artefactos ordinarios como coches para bebé y sillas de jardín, abandonados por los vecinos que huían aterrados. Algunas personas se acercaban al perímetro para recoger algunas de sus pertenencias.

Uno de los asistentes, David Shapiro, de 47 años, dijo que la ráfaga de disparos convirtió rápidamente el desfile en un “caos”.

“La gente no sabía de inmediato de dónde venían los disparos, si el pistolero estaba delante o detrás de ti, persiguiéndote”, dijo el martes mientras recuperaba un coche de bebé y sillas de jardín.

El tiroteo del lunes se sumó a una serie de incidentes que han trastocado los rituales de la vida estadounidense. En los últimos meses, escuelas, iglesias, tiendas de comestibles y, ahora, desfiles de la comunidad se han convertido en escenarios de masacres. En esta ocasión, el derramamiento de sangre se produjo cuando la nación trataba de encontrar motivos para celebrar su fundación y los lazos que aún la mantienen unida.

Desde principios de año, en Estados Unidos se han producido 15 tiroteos en los que han muerto cuatro o más personas, incluido el de Highland Park, según la base de datos de masacres de The Associated Press/USA TODAY/Northeastern University.

“Definitivamente se resiente más no sólo cuando es en tu ciudad, sino también cuando ocurre frente a ti”, dijo Ron Tuazon, un residente que volvió a la ruta del desfile para recuperar sus sillas, sábanas y la bicicleta de un niño que la familia dejó abandonadas cuando comenzaron los disparos.

“Se ha vuelto algo frecuente”, añadió Tuazon. “Ya no parpadeamos. Será más de lo mismo hasta que cambien las leyes”.

Un agente de policía detuvo a Crimo, de 21 años, al norte del lugar del tiroteo varias horas después de que la policía difundiera su fotografía y advirtiera que posiblemente estaba armado y era peligroso, indicó el jefe de policía de Highland Park, Lou Jogmen.

Su padre se postuló para alcalde de Highland Park en 2019.

El abogado de Crimo, Thomas A. Durkin, dijo que su cliente tiene la intención de declararse inocente de todos los cargos.

Al preguntarle el estado emocional de su cliente, Durkin dijo que sólo ha hablado con Crimo una vez, durante 10 minutos, por teléfono. No quiso hacer más comentarios.

El tiroteo ocurrió en un punto de la ruta del desfile en donde muchos de los residentes habían apartado desde horas antes algunos lugares con buena vista del recorrido

Uno de ellos fue Nicolás Toledo, un mexicano que visitaba a su familia en Illinois. Fue baleado y murió en el lugar, contó su nieta Xochil Toledo al Chicago Sun-Times.

La policía no ha dado a conocer detalles sobre las víctimas, pero la nieta de Toledo dijo al Sun-Times que su abuelo pasó la mayor parte de su vida en Morelos, México. Xochil Toledo dijo que recuerda que estaba viendo a su abuelo, de más de 70 años, mientras una banda pasaba frente a ellos.

“Estaba muy contento”, relató. “Feliz de simplemente disfrutar el momento”.

Xochil Toledo dijo que su padre intentó proteger a su abuelo y recibió un disparo en el brazo. El novio de Xochil Toledo también fue baleado en la espalda y trasladado al hospital.

Washington, 22 jun (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pedirá hoy al Congreso que elimine los impuestos federales sobre la gasolina y el diesel por tres meses para bajar los altos precios.

Economistas y legisladores ven con escepticismo la idea, al argumentar que en sí misma no es suficiente para resolver el problema.

La medida tendría un costo de 10 mil millones de dólares, lo que hace dudar a los demócratas acerca de la viabilidad de la iniciativa, pues los aranceles constituyen una importante fuente de financiación para la construcción de carreteras.

El gobernante también solicitará a los estados que tomen acciones para proporcionar un paliativo similar, informó un comunicado de la Casa Blanca.

El gravamen federal al galón de gasolina es de 18,4 y de 24,4 centavos al de diesel, por lo que su anulación permitiría ahorrar el 3,6 por ciento del valor actual, que es de unos cinco dólares por galón.

Con anterioridad Biden sugirió liberar petróleo de la reserva estratégica y levantó el veto a la venta de gasolina con etanol para reducir los costos, acciones que no surtieron el efecto deseado.

Los más optimistas en el tema creen que el precio del galón de gasolina podría bajar un dólar, pero economistas aseguran que dependerá de una serie de medidas que están fuera del control del mandatario.

La inflación en Estados Unidos ronda el 8,6 por ciento, la mayor registrada por los consumidores desde 1981.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Interviews with El Vocero Hispano: Grand Rapids Police Chief Eric Winstrom

 

Edith Reyes interviews Grand Rapids Police Chief Eric Winstrom about the policy changes he proposed to the Grand Rapids Commissioners this past Tuesday. Topics about car thefts, juvenile punishments and firearms are also discussed.

To become an officer, visit joingrpd.com. To report a crime contact GRPD at 616-456-3380 or Silent Observer at 616-774-2345.

FOTO NOTICIAS